CUÁNDO TRATAR A LOS NIÑOS CON UNA DEFORMIDAD DE PIE PLANO

En el post de hoy hablaremos sobre cuándo debemos tratar a los niños con pie plano con ortesis plantares. Existe una gran variedad de opiniones entre diferentes profesionales de la salud. Algunos piensan que estas deformidades se resolverán cuando el niño llegue a la edad adulta y no necesitan ser tratados con ortesis plantares. Sin embargo, en el otro extremo hay profesionales que tratan niños asintomáticos con un pie plano leve.

Cuando los padres llevan a la consulta a niños con una deformidad de pie plano, la primera cuestión es si el niño tiene dolor o no. Es importante obtener una buena historia clínica tanto de los padres como del niño así como la naturaleza del dolor. También se debe obtener información acerca de dolor o fatiga en otras zonas del miembro inferior como tobillos, piernas, rodillas, caderas o columna lumbar.

Se determinará además, el momento de aparición del dolor; si aparece durante las actividades deportivas, en la carrera o simplemente al caminar. Esto ayudará a averiguar si el dolor está relacionado con las actividades en carga y por lo tanto con la mecánica del pie.

Otras cuestiones será conocer si padres,abuelos o hermanos sufren esta deformidad de aplanamiento del arco. Si existe una fuerte tendencia familiar sea asintomático o no en ese momento si recomendaremos el tratamiento con ortesis plantares, ya que es importante neutralizar las fuerzas deformantes tan pronto como sea posible.

Después se realiza el examen clínico del paciente para la valoración de las articulaciones y tejido blando. Durante el estudio en bipedestación se determinará la altura del arco y la desviación en valgo del tobillo. El examen en marcha es de gran ayuda para garantir el éxito del tratamiento. Cualquier tropiezo, torpeza o ausencia de propulsión eficiente puede estar causado por un pronación excesiva derivada de una deformidad de pie plano.

Una vez revisado lo anterior se evaluará si tratarlo o no. Según la filosofía y experiencia de CLÍNICA DEL PIE Aitana López se instaurará tratamiento, en general,  los siguientes casos:

  • Si la marcha o carrera es torpe e ineficiente asociado a pies planos, y los padres comentan que sus hijos se cansan fácilmente y no pueden seguir el ritmo de otros niños, lo más probable es que SÍ trataremos con ortesis plantares. Ésto provocará un impacto positivo en las capacidades físicas del niño.
  • Si la deformidad es relativamente leve, no hay antecedentes familiares y el niño es asintomático NO deberíamos tratarlo  con ortesis plantares en ese momento. Podrán ser beneficiosos ejercicios de estiramiento, fortalecimiento y propiocepción de tobillos. Realizaremos seguimiento cada 6 meses.
  • Si el paciente presenta dolor en cualquier parte de la extremidad inferior y existe un pie plano asociado a una hiperpronación SÍ le aplicaremos tratamiento.

Aplicar un tratamiento con soportes plantares durante la infancia no es detener el desarrollo de su pie al igual que tampoco le haremos dependiente a las plantillas. Pero frenar una deformidad a tiempo es evitar lesiones futuras.

Haz que tu hijo pueda seguir el mismo ritmo que los demás, recuerda que no es normal que se canse tan rápido o se tropiece.